No se hace historia cualquier día, ni en cualquier lugar del mundo, por eso nos fuimos a Chad y decidimos que fuera el Viernes 8 de junio. Esa mañana Sylvia y yo nos levantamos ilusionadas, un poquito más que de costumbre, teníamos un gran reto por delante: realizar la I competición de Gimnasia Artística en Chad. Y allá que fuimos, con nuestras maletas cargadas de trofeos y premios para todas las participantes que durante esa semana, y todo el curso escolar, habían estado entrenando este nuevo deporte que apareció en sus vidas en el año 2016. 

Esta disciplina deportiva no es fácil, requiere de mucho tiempo de práctica, constancia, ilusión, desarrollo de destrezas físicas, psicológicas y emocionales, un equipo de profesionales preparado y material específico cuyo coste es elevado. Aunque a veces no le demos el valor suficiente, en Pozuelo contamos con todo ello, l@s gimnastas del CGA Pozuelo lo tienen todo. Todo. Pero cuando coges las maletas y te marchas a trabajar a otro continente, donde "todo" es un concepto muy relativo,  la cosa cambia...pero no tanto. El clima, la falta de material, los tiempos, las distancias, las prioridades... son diferentes a lo que estamos acostumbrados normalmente. Y entonces te fijas en lo que sí hay: la ilusión y la motivación de cada niña, sus habilidades, su capacidad para adaptarse y aprender a cada minuto, la importancia de estar aquí y ahora con las entrenadoras que vienen 5 días para trabajar con nosotras... Así que realmente te das cuenta de que tienes mucho más de lo que falta, que estás en el camino. 

Con todo ello, empezamos con los desfiles para dar paso a las 30 gimnastas que participaban en su primer campeonato. La música sonaba y ellas, nerviosas y entusiasmadas, entraban en el gimnasio. 4 pruebas tenían por delante, y Sylvia y yo las íbamos valorando una a una. La respuesta de las compañeras y el público cada vez que terminaba alguien de competir, era maravilloso: aplausos, ovaciones y sonrisas que iluminaban la sala. Había un ambiente deportivo sano y lleno de alegría. 

Al acabar todas las gimnastas las 4 pruebas, procedimos a la entrega de premios y al reconocimiento del esfuerzo y trabajo de todas las participantes. Fue un momento mágico, había tensión pero también apoyo entre ellas, euforia y felicidad, y un poco de tristeza para las que veían que no estaban entre las primeras. Pero ¿qué mejor manera de aprender a competir qué viviendo el evento en tu propia piel?

Ahora en Madrid, esperamos a las gimnastas que vendrán a formarse durante el mes de julio. Estamos deseosas de que vean otra realidad, la descubran y la aprovechen. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Sylvia García "Llevar la gimnasia a Chad me ha hecho ver lo maravilloso de nuestro deporte"

June 4, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive