El mes de febrero llega con noticias de nuestra gimnasta Sofía Iribarren, componente actual del equipo Illinois State Redbirds. Durante la temporada pasada, compatibilizó 2º de bachillerato con los entrenamientos de alta competición, participando en la Bundesliga y la liga Francesa además de las competiciones nacionales. De esta forma consiguió una beca en la Universidad de Chicago y actualmente forma parte del equipo de gimnasia artística de la Universidad. Ella comenzó a entrenar con 5 años en el el CGA Pozuelo, y toda su carrera deportiva hasta los 18 años la realizó con el club. Ahora disfruta de una beca universitaria que le cubre sus 4 años de formación en la Universidad de Illinois y el poder participar en la NCAA. "Me siento feliz de tener la oportunidad de ser parte de la liga universitaria en EEUU, de estar estudiando la carrera que siempre he querido estudiar, y de tener a un montón de gente, aquí y allí, que me apoya y me ayuda día a día", estas son palabras de Sof, como aquí la llamamos. Cuando le pregunto por aquello que más destaca en su nueva etapa deportiva habla de la sensación de equipo. "En el club siempre ha sido uno de los valores más importantes y aquí lo es también. Con 18 gimnastas que somos y, ninguna competición siendo individual, hay que aprender a centrarse más en el equipo entero y no sólo en lo que tú tienes que hacer, que también. La idea es que pase lo que pase en la competición, hay que darlo todo por el equipo". Cada deportista es importante, es responsable de lo que hace, pero nunca puedes perder de vista el objetivo principal: eres parte de un equipo, lo que hagas o dejes de hacer suma o resta a todo el grupo de personas que están allí contigo, que te apoyan y tienen el mismo objetivo que tú. Hace unos días pudimos ver la actuación de Sof en una de sus primeras competiciones. El ejercicio fue espectacular, una ejecución impecable y sin ningún titubeo. ¿Y dónde estaba su equipo? A su lado, apoyándola y haciendo el ejercicio con ella. Os dejo el vídeo para que podáis verla vosotros también.

 

Otra ex-gimnasta con la que he podido hablar de su experiencia en la NCAA es Melodie Pulgarín, la cual además de su trayectoria como deportista cabe destacar las 4 carreras que se sacó mientras estuvo en DU (Denver University): psicología, biología, literatura española y empresariales. Cuando le pregunto por el trato humano recibido comenta "los entrenadores te tratan como la persona en proceso de desarrollo personal que eres; y el equipo es un equipo, cuando de verdad cuenta, allí están las compañeras para ayudar". Es destacable que tanto ella como Sof coincidan en la fortaleza del equipo. Al final sentirte parte de un todo te da la oportunidad de realizarte, de desarrollar la autoconfianza y tu propia identidad. Este deporte es complejo, y se necesita mucho tiempo para aprender e integrar los movimientos de los que se compone.

 

Hay personas que hablan de pasión, de sacrificio, palabras muy intensas para definir lo que, en principio, es un deporte. "Me enseñaron a ver la gi

 

mnasia como lo que es: simplemente un deporte. Me la tomaba demasiado en serio y gracias a mis entrenadores, sobre todo a Carl y Melissa, empecé a darme cuenta que hacer algo mal en el gimnasio o en una competición no me definía como persona. Eso luego lo pude extrapolar a los demás ámbitos y empecé a ser menos dura conmigo misma. En general me enseñaron muchísimas cosas pero sobre todo, a no tomarme todo tan en serio y a poder tener pensamientos más positivos. Desde que tenía unos 11 años solía decirme a mí misma en barra no sé por qué te pones nerviosa si igualmente te vas a caer. Estando en EEUU me enseñaron que para pensar por pensar, es mejor hacerlo en positivo. Así que pasé de decir eso a decirme esta va a ser la mejor salida que has hecho en tu vida. Gracias a estos pequeños cambios empecé a amar la barra (que siempre había odiado profundamente)", comenta Melodie. 

 

Cabe destacar que la gimnasia requiere de un alto nivel de concentración, y que la fortaleza mental no siempre viene dado de serie. Por eso es importante la capacidad del equipo técnico junto con el psicólogo-coach deportivo para potenciar este tipo de pensamiento. Las las situaciones potencialmente estresantes van a estar presentes en entrenamientos y competiciones, por lo que es beneficioso para las deportistas tener habilidades para gestionar el miedo, los nervios o la presión. 

 

Al principio del año se hacía viral el vídeo de Katelyn  Ohashi (UCLA), del cual han opinado personajes destacados del deporte haciendo una comparativa con el deporte de élite. Son dos ámbitos de competición diferentes regidos por normativas distintas. Según la experiencia de Melodie y su amplio conocimiento de este deporte comenta "la élite es para aquellas gimnastas que se quieren dedicar a tiempo completo. Priorizan entrenamientos, competiciones y tratamientos que mejoren y potencien sus habilidades deportivas y sus resultados. La competición está basada en sacar la mejor nota posible siempre y cuando las deducciones no sobrepasen las bonificaciones por dificultad, enlaces, etc. Además en la élite la gimnasia es el centro de atención y todo sirve para que mejores como deportista. Hasta se soportan palabras y actuaciones que en cualquier otra situación ni se permitirían. Todo para ser mejor gimnasta.

 

En la NCAA prima el ser mejor persona. El hacer gimnasia porque te gusta y te enseña unos valores, el estudiar porque es lo que te dará un futuro más allá de tus años como deportista, el desarrollar habilidades de compañerismo, liderazgo, compasión y claridad mental que te acompañarán en el día a día y ayudarán que avances en tu vida; el buscar aquello que es importante para ti e ir a por ello y el equilibrar cada aspecto de tu vida para que todo tenga su importancia pero que nada te haga derrumbar si se acaba o no va como planeaste. Sigues queriendo tener la mejor nota posible pero haciendo la dificultad justa que te dé los requisitos necesarios y que te penalice lo menos posible. Vas a querer disimular cualquier fallo y ser más precisa en todo lo que hagas (de ahí que todas las gimnastas de élite bajen dificultad en la NCAA). Todos trabajan para soportar y estabilizar una sola cosa: tú. No tú como estudiante, ni tú como deportista, ni tú como hijo o hermano; sino tú como persona. Si una de esas patas se rompe o desaparece, sigues teniendo todas las otras y por tanto tu yo no cambia. Sigues siendo tú".

 

 

Please reload

Featured Posts

Sylvia García "Llevar la gimnasia a Chad me ha hecho ver lo maravilloso de nuestro deporte"

June 4, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive