Sylvia García "Llevar la gimnasia a Chad me ha hecho ver lo maravilloso de nuestro deporte"

Recién llegada, Sylvia, la directora del CGA Pozuelo y coordinadora de los Proyectos Deportivos África de la Fundación Ramón Grosso, ha dedicado unos minutos a responder a algunas preguntas que quería hacerle.  Creemos que es importante compartir las vivencias, reflexiones y emociones  vividas en este viaje. Así que aquí os dejo la entrevista de esta mujer, gran profesional y con una humanidad increíble. 

 

 

¿Cómo es regresar a España después de 10 días viviendo en Chad? 

Es agridulce, por un lado, vuelves a tu mundo de confort y a los tuyos, pero por otro, te queda el malestar de lo que dejas allí

 

¿Cómo te sientes cada vez que vas a Chad?

Antes de ir ¡muy ilusionada! Con ganas de ver lo que me encuentro, por cierto, lo de este año es digno de señalar, por primera vez a la llegada me he encontrado con un grupo de entrenamiento real, me fui de allí en octubre dejando a una niña de 13 años, con tan sólo 6 semanas de formación en Pozuelo (contigo, Angi😉) a cargo de 80 niñas y lo que me he encontrado, ha sido a una entrenadora liderando un grupo de gimnastas, con un nivel técnico muy por encima de mis expectativas, ordenado y comprometido. Ha sido increíble, te hace creer en lo imposible y por supuesto reafirma mi convencimiento del poder que tiene el deporte en la educación de los/as niños/as. Y cuando vuelvo, enfado supino, lo digo siempre y no me cansaré de decirlo, es intolerable la desigualdad en la que vivimos y aún más, que el mundo no haga nada por remediarlo, porque no me creo que eso no sea posible.

 

¿Cómo son las condiciones en que practican gimnasia las niñas en Chad?

A nuestros ojos, horribles, acuérdate el primer día que llegamos, la sala llena de gente, las colchonetas rotas, la moqueta arrugada, los laterales llenos de barras de hierro de alguna obra y tablones por el suelo con clavos de punta, y a todo eso añadir los 53,7º que tú bien comprobaste. Meter a niños/as a entrenar en esas condiciones en España, sería ilegal. Pero a a sus ojos, es su preciosa sala de gimnasia, donde pueden practicar el deporte que más les gusta y que por tanto cuidan con mimo y esfuerzo, todos los días barrimos con unas escobitas que se hacen con palos y al final conseguimos volver a estirar las moquetas y sacar todas las barras de hierro y tablas con clavos. No era la mejor de las salas, pero al menos era más segura, limpia y ordenada.

¿Qué beneficios aporta a las mujeres chadianas el proyecto de G. Artística?

Lo primero darse cuenta que son una parte de la sociedad, que no son invisibles, que son tan validas como sus compañeros y que tienen muchísimo que aportar.A través de vivir su evolución gimnástica, aprenden que con esfuerzo y constancia son capaces de hacer algo que no imaginaban y, por tanto, empezarán a cuestionarse su función como cuidadoras de la casa, de los niños/as, del ganado… y a pensar que hay otro tipo de futuro para ellas, porque son capaces.

 

Tu experiencia en la gimnasia artística es toda tu vida, ¿qué te aporta este proyecto con respecto a otros que ya has vivido?

Principalmente una reconciliación, como tú dices nací en la gimnasia artística (antes deportiva), llevo 50 años conviviendo con ella y durante un tiempo sólo vi dolor. Precisamente ayer vi el documental sobre Larry Nassar en HBO, por cierto, algo que hay que ver sí o sí, y pude comprobar como a día de hoy soy perfectamente capaz de entender que la maldad no está en el deporte, está en las personas. Coincido con las palabras que D. Moceanu dice en el documental, algo así como “¡claro que me gusta la gimnasia! Mi hijo la practica y además vamos a demostrar que se puede hacer de otra forma.” 

Mi hija también hace gimnasia y crece sana, feliz y respetada.Llevar la gimnasia a Chad me ha hecho ver lo maravilloso de nuestro deporte. Gracias a él estamos creando oportunidades, dando la posibilidad de nuevos futuros y con ello, tratando de mejorar una sociedad. Y todo eso, gracias a ponerte boca abajo y ver las cosas desde otra perspectiva.

 

CGA Pozuelo y Fundación Ramón Grosso unidos por una buena causa, ¿qué os gustaría lograr de aquí a 10 años?

¡¡¡Cambiar el mundo!!! El otro día me contaron una fábula que decía así….tras un tsunami encontraron a una niña recogiendo estrellas de mar con un cubo y llevándolas de nuevo al mar. Alguien le dijo… ¿pero porque pierdes el tiempo? ¿No ves que son muchas y se van a morir? Y ella señalando su cubito dijo…estás no.

Ramón y yo somos conscientes de que no podemos llegar a todas las personas, tu misma has caminado por las calles de N’Djamena y has podido comprobar la extrema pobreza en la que viven sus gentes y por tanto, sus niños/as, es desolador, se te parte el alma, pero si al menos logramos plantar la semilla en unas cuantas niñas y que se conviertan en pioneras, que con su ejemplo iluminen a otras, ya habremos puesto la cadena en marcha.

 

En julio vendrán dos de 14 años a seguir formándose como entrenadoras y a finales de agosto, entre 5 y 6 para estudiar y entrenar en España, vamos a luchar por el objetivo de lograr una plaza en los JJOO de 2024. Por cierto, el destino ha querido que las tres primeras niñas que seleccionamos sean las únicas chicas de sus casas, todas tienen entre 3 y 4 hermanos, pero varones. Sus familias nos explicaron lo impactante que era que precisamente ellas fueran las que tuvieran esta oportunidad, me llenó de orgullo comprobar que esos padres y madres, apuestan por sus hijas, que les dan la oportunidad, para mí, eso ya es un gran paso.

 

¿Qué tiene el deporte que genera oportunidades de vivir dignamente en cualquier lugar del mundo?

El deporte es la más valiosa herramienta educativa, se aprende vivenciando, se aprende de la experiencia y el deporte pone a los/as niños/as en situaciones que en el futuro volverán a vivir en sus vidas cotidianas, con la ventaja de que ya sabrán cómo gestionar las emociones que les provocan. La práctica del deporte asentará en cada persona unos valores con los que se regirán a lo largo de vida, ¿es o no potente?

 

 

 

¿Qué actividades realizasteis durante este viaje?

El motivo principal era organizar la competición de Gimnasia Artística de Chad, lo llamamos el Autonómico de N’Djamena, pero es que es la ÚNICA competición de gimnasia que se ha hecho en la historia del Chad y ya vamos por la II edición. En ella, las niñas se presentan a dos pruebas, una de valoración física (fuerza y flexibilidad), y otra más puramente gimnástica donde valoramos elementos acrobáticos y gimnásticos.Lo mejor fue la motivación con la que entrenaron y la seriedad que mostraron en la competición y sobre todo, que todas se llevaron una recompensa en forma de material (escolar y maillots) y también becas escolares que iban desde la totalidad del pago del curso para el año que viene o transporte o libros o comida. Nos fuimos tranquilas, sabiendo que muchas de ellas ya tienen asegurado un curso más.

 

¿Quieres añadir algo?

Sí, quiero felicitar y agradecer de corazón a todas las personas que se implican en el proyecto, me encantaría que todas y cada una de ellas se sientan orgullosas de saber que están contribuyendo a mejorar un poquito este maltrecho mundo.

 

 

Please reload

Featured Posts

Sylvia García "Llevar la gimnasia a Chad me ha hecho ver lo maravilloso de nuestro deporte"

June 4, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive