Eloisa Marcos "Con las condiciones que teníamos me parece imposible haber hecho lo que hicimos"

Comenzó a hacer gimnasia muy tarde, en torno a los 11 años, enseguida pasó a entrenar en el gimnasio que tenía la Federación Española en el INEF de Madrid. Su carrera deportiva no fue demasiado larga porque poco antes de cumplir los 18 años ya colgaba las calleras. Hicieron un total de 6 años, casi todos ellos en el equipo nacional, con tan sólo 13 ya estaba participando en la Preolimpiada de Montreal’75 y en los Juegos del Mediterráneo de Argel.


Participó en los JJOO de Montreal’76, lo que ella considera el zenit de su carrera, aunque no debemos pasar por alto que fue 3 veces campeona de España y que participó en 2 campeonatos del Mundo, 2 de Europa, 2 Juegos del Mediterráneo.

El Club Gimnástico Deportivo Aluche es donde se formó la mayor parte de su carrera deportiva. Fue donde se puso por primera vez un maillot y comenzó a hacer sus primeras volteretas, y allí mismo fue donde decidió poner fin a su vida como gimnasta. Fue testigo de todo lo bueno y todo lo malo de su carrera deportiva.


Después de retirarse comenzó a ejercer de entrenadora, aunque estuvo muy poquito tiempo, ella misma comenta que estuvo el necesario para darse cuenta de que no era lo suyo y que debía explorar otros ámbitos.


Se licenció en el INEF de Madrid y actualmente se dedica profesionalmente al mundo de la actividad física y el deporte.


Su experiencia y bagaje en este deporte es digno de conocer, por eso hoy le hacemos el reconocimiento que se merece desde nuestro rincón gimnástico.


¿Cómo definirías la Gimnasia Artística de los años 70?

La gimnasia artística de los años 70 se llamaba Gimnasia Deportiva. En España no era sino el reflejo de la sociedad que estábamos viviendo. Sin recursos, sin proyectos, mal cuidada y mal tratada. No se puede comparar con la gimnasia actual porque han pasado más de 40 años y hablamos casi de otro deporte en cuanto a medios.

Fuera de España podemos decir que la G.A.F de los años 70 vivió uno de sus mejores momentos durante los JJOO de Montreal’76 con Nadia Comaneci y las maravillosas gimnastas coetáneas que disputaron su reinado durante esos años. Yo puedo asegurar que la década de 1975 a 1985 la gimnasia vivió los cambios que nos han llevado hasta la gimnasia moderna de nuestros días.


¿Cómo viviste la experiencia de estar en el Campeonato del Mundo del 78 junto a Aurora Morata y Gloria Viseras?

Se celebró en Forth Worth, Texas. En este campeonato del Mundo, obtuvimos 3 plazas para la participación individual de los JJOO de Moscú’80. Fue mi última gran competición internacional, poco tiempo después dejé la gimnasia estando en todo lo alto. Así es como yo quería que me recordarla, y que me recordaran.


Estar en unos JJOO es una experiencia inolvidable, ¿cómo fue el camino hasta ellos?

Yo tenía 14 años. De toda la expedición de deportistas yo era la más joven. Recuerdo que todo me asombraba, era muy diferente al resto de competiciones. Estar en la Villa Olímpica con deportistas de todas las disciplinas, de todas las nacionalidades fue una experiencia inolvidable. Además, la competición en sí fue histórica, por los 7 dieces de Nadia Comaneci… ¡¡y yo estuve allí!!

En cuanto a la preparación de esa gran competición no recuerdo que fuera diferente a otras como campeonatos del Mundo o campeonatos de Europa.


Por parte de la Federación no recibíamos ayuda alguna. Ni antes ni durante ni después… simplemente no había ningún plan ADO ni por asomo. Tampoco había ninguna facilidad para faltar al colegio/instituto con motiva de entrenamientos o competiciones, todo eran dificultades.


La Federación Internacional nos colgaba una insignia de “gimnasta de categoría internacional” y desde aquí representabas a tu país con lo puesto, ni más ni menos. En esa época no nos veía ni un fisio ni un médico ni una psicóloga o nutricionista… si necesitábamos algún apoyo de este tipo lo buscabas tú y lo pagabas. Deportivamente hablando todo ha evolucionado mucho, ahora echo la vista atrás y con las condiciones que teníamos me parece imposible haber hecho lo que hicimos.


¿Cuáles fueron las mayores diferencias que viviste entre ser gimnasta de competición y ser gimnasta de élite?

Apenas noté esas diferencias porque muy pronto empecé a tener éxitos y muy pronto comencé a representar a mi país internacionalmente.


¿Repetirías la experiencia?

Antes siempre decía que sí, que por supuesto que la repetiría. Pero ahora tengo que decirte que posiblemente no, hay un crisol tan grande de posibilidades para elegir que probablemente elegiría otras opciones.


¿Qué huella dejó la gimnasia en ti una vez llegó la retirada?

Cuando me retiré estuve muchos, muchos años que seguía pensando en ello, repasando mentalmente los ejercicios y con la misma dinámica de disciplina en la cabeza. Pero a la par empecé a hacer otras cosas a formarme profesionalmente y a cambar de referentes. Supongo que mi manera de actuar, trabajar y demás está relacionada con aquella etapa de mi vida que tanto me marcó.


¿Disfrutas viendo este deporte en la actualidad? ¿Qué sensaciones te produce?

Como espectadora me gusta ver este deporte a nivel de base, disfruto viendo cómo se forman las niñas. A nivel competitivo no la sigo, prefiero otro tipo de espectáculos, estoy completamente desvinculada.


En los últimos años han sido denunciados diferentes casos de abuso a menores dentro del ámbito deportivo, ¿crees que hay forma de reforzar el sistema donde se forman millones de niños, niñas y adolescentes?

La prevención del abuso a menores en el entorno deportivo es una cosa de todos. Empezando por una muy mejorable formación de monitores, entrenadores y responsables deportivos. Es alucinante lo poco exigente que es una titulación deportiva para trabajar con niños. Por supuesto las Federaciones y el Consejo Superior de Deportes deben priorizar unos protocolos que se activen inmediatamente ante cualquier alerta. Cualquier padre o madre debería de estar tranquilo/a al dejar en manos de los profesionales que forman deportivamente a sus hijos/as. Y por supuesto, los propios niños/as deben saber identificar el abuso para ponerlo en conocimiento de los padres. Poca broma con este tema.



Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square