La gimnasia artística en los JJOO

No sé si encontraré las palabras para hablar de todo lo vivido durante la competición de Gimnasia Artística en estos JJOO. Sensaciones, reflexiones y emociones constantes. Lágrimas y aplausos en el salón de mi casa o sentada en la oficina en mi hora de descanso.


Este evento me impresiona desde 1996, cuando los vi por primera vez y fui consciente de la grandeza de la gimnasia. Entonces vi a D. Moceanu competir en barra y luchar para no caerse, o descubrí a Podkopayeva y me enamoré de su fuerza y elegancia. Allí estaba también Alexei Nemov con su presencia y su ejecución tan espectacular.


Todo me impresionaba en esta competición. Los maillots que reflejaban las banderas de cada país, el control de las emociones hasta el momento final, el aplauso del público después de cada ejercicio y lo que eso suponía para la gimnasta que estaba compitiendo en ese momento… Todo, sin excepción, era grandioso.


Desde entonces no me pierdo esta cita. Trato de verlo en directo. Me acerca todavía más a ese momento, a ese lugar.


Competir en unos JJOO

No es nada fácil prepararse para esta competición. Tampoco lo es quedarse en el camino…

Esta vez el ciclo olímpico se ha alargado 1 año más, quiere decir que los y las gimnastas han tenido más tiempo para machacar sus cuerpos, los equipos técnicos han tenido que adaptar los programas de entrenamiento para tratar de evitar lesiones y mantener un estado de forma óptimo hasta la gran cita.


Un año más significa que los que en 2020 no podían competir porque no alcanzaban los 16 años de edad, en 2021 sí podían hacerlo, pero ¿les habían preparado para ello? Y los veteranos, ¿estaban preparados para que les pisasen los talones?


En medio, un colapso mundial por una situación inesperada. Confinamiento, cuarentena, entrenamientos desde casa, pérdida de motivación, dudas constantes y un cuerpo que de repente no puede participar en unos JJOO, aquello para lo que lleva preparándose toda una vida…


El camino nunca es fácil para un deportista de élite. No hay carrera perfecta sin dolores ni frustraciones. No hay nada seguro cuando el deporte que has elegido tiene un factor de riesgo constante. Pero aún así muchos te dirán que mereció la pena.



La competición clasificatoria

Te juegas todo en esa competición. No hay medallas, ni pódiums, pero si no haces una buena actuación te quedas fuera de las finales. Es un evento donde cada deportista se deja la piel para que su equipo se clasifique, paa poder entrar entre los 24 mejores gimnastas de la competición o estar entre los 8 mejores de cada aparato.


Hay quien lucha por entrar en todas las finales, hay quien es apoyo fundamental para el equipo y quienes sólo piensan en clasificarse en el All Around para llegar a lo más alto del pódium.


Durante esta primera competición hemos podido asombrarnos con el poderío de las gimnastas americanas, la ejecución tan excelente de los equipos japoneses y chinos o la presencia del Comité Olímpico Ruso (ya que Rusia como tal no podía participar debido a la sanción impuesta por un grave delito de dopaje).




También pudimos ver a los dos equipos españoles colocarse en la duodécima posición. Tanto la femenina como la masculina han intentado medirse con la gimnasia de países con mayor inversión económica y mejor infraestructura deportiva. Países que han revisado su deporte y han tratado de mejorar en lo profesional, y en algunos casos, en lo humano también. Quizá sea hora de hacer autocrítica, revisar los presupuestos y ajustar los objetivos.


En Sydney’ 00 el equipo femenino logró algo histórico. E. Moya, L. Martínez, S. García, S.Moro, P. Moro y M. Cusido alcanzaron el 4º puesto en equipos. Habría que preguntarlas como fue el camino hasta ahí. Os aseguro que ninguna diría que fue algo sencillo, que no sufrieron dolores ni lesiones, que no estuvieron cerca de tirar la toalla en más de una ocasión.


Estar en unos JJOO tiene mucho mérito, gimnastas y técnicos han trabajado con ese objetivo durante muchos años. No ha sido un camino de rosas. Pero es verdad que las dificultades han estado presentes para todos los y las deportistas de todo el planeta.


Las gimnastas Marina González, Laura Berdeyu, Alba Petisco y Roxana Popa, de los clubes Salt, Les Moreres y el CG Los Cantos de Alcorcón respectivamente, demostraron ser un equipo joven, llenas de ilusión por estar y participar en sus primeros JJOO. La masculina estuvo representada por gimnastas como Néstor Abad o Ray Zapata con un gran bagaje en este deporte y en las competiciones internacionales. Los gimnastas de los clubes de San Blas o C. Isla Lanzarote sumaron fuerzas junto a Nicolau Mir, Thierno B., Joel Plata y Adrián Vera como reserva. Los clubes Xelska, CG San Boi y Egiba estuvieron muy bien representados por sus gimnastas.


Final por equipos

Los 8 mejores equipos clasificados en la primera competición pasaron a la final, donde nos hicieron disfrutar de una forma espectacular de la gimnasia artística. En masculina el primer puesto fue para el Comité Olímpico Ruso, la plata para Japón y el bronce para la República China.

En femenina se subió a lo alto del pódium el Comité Olímpico Ruso, seguido de USA y Gran Bretaña.

En esta final hubo momentos que quedarán para la historia. La retirada de Simone Biles por un problema de salud mental, el bronce del equipo británico en 92 años de participación en los JJOO.



FINAL ALL AROUND

La gimnasta española nacida en Rumanía, Roxana Popa, logró el puesto 22 con 51, 533 puntos. Hace ya más de 20 años, la gimnasia española estuvo cerca de conseguir el diploma olímpico en una final All Around. En Barcelona'92 Sonia Fraguas, y Esther Moya en Sydney'00 alcanzaron el 9º puesto, rozando así el diploma olímpico.


En Tokyo'20 el oro fue para Sunisa Lee (USA) que logró alcanzar los 57, 433. A pocas décimas se quedó la brasileña Rebeca Adrade (BRA) con 57, 298 que logró la medalla de plata, y A. Melnikova (ROC) con 57,199 se llevó el bronce.


D. Hashimoto (JAP) logró el oro con 88, 465. La plata fue para R.Xiao (CHI) con 88,065 y el bronce para N. Nagornyi (ROC) con 88,031.


Ambas finales fueron un auténtico espectáculo. La ejecución de los elementos era impecable, los cuerpos hacían elementos gimnásticos de gran complejidad con una gracilidad que se escapaba de la lógica humana.

Este deporte cada vez me impresiona más.

Es pura belleza.



FINAL POR APARATOS

Después del All Around hay gimnastas que se encuentran por la lucha de medallas en las finales de los aparatos en los que se clasificaron el primer día de competición. Hay algunos/as deportistas que pueden llegar a realizar sus ejercicios hasta 4 veces en los JJOO.


El nivel de presión es alto y también la autoexigencia impuesta de hacerlo cada vez mejor. El trabajo psicológico previo es fundamental. La preparación para enfrentarse a cualquier situación que se te presente en esos días va a ser un factor clave para poder afrontar la competición de una forma sana y positiva. El foco en lo que de verdad importa es fundamental. No hay cabida para los despistes ni para los fallos. Horas y horas de entrenamiento que quedan reflejados en ejercicios que duran entre 20 y 90 segundos.


Pudimos disfrutar de los mejores en cada aparato, sabiendo que sólo dos gimnastas de cada país pueden estar en cada final. R. Andrade nos dejó sin palabras con su elegancia y explosividad en el aparato de salto. Derwael nos deleitó en las asimétricas con ese trabajo de enlaces que deja con la bocaabierta. En barra de equilibrio pudimos ver el maravilloso trabajo del equipo chino, logrando el oro y la plata las gimnastas Chenchen Guan y Xijing Tang. Sin olvidarnos de mencionar el bronce de S.Biles después de retirarse tanto en la final por equipos como en el All Around.

Jade Carey consiguió el oro en suelo, por delante de la veterana V.Ferrari.


En masculina aplaudimos y nos emocionamos con la medalla de plata que logró el gimnasta español Ray Zapata. Quedó empatado con un 14,933 con A.Dolgopyat, pero en estos casos se hace el desempate según la NOTA D y había 1 décima de diferencia con el gimnasta armenio.

En barra fija logró el oro el japonés D.Hashimoto con un trabajo de una calidad impresionante en este aparato. La lucha por el oro en paralelas estuvo muy reñida, pero finalmente se alzó con la victoria el chino Jingyuan Zou.


El ya campeón olímpico en Río’16 Max Whitlock volvió a conseguir la medalla de oro en el aparato de potro con arcos, a menos de dos décimas del gimnasta de Taipei, Chih Kai Lee, que hizo un ejercicio realmente espectacular. En anillas la victoria fue para China, el oro para Yang Liu y la plata para Hao You, dejando al campeón olímpico en Río’16, el griego Petrounias, en la tercera posición. El oro en salto fue para el coreano Jeahwan Shin.


MOMENTOS PARA LA HISTORIA

Debido a las restricciones por COVID, la falta de público fue algo que se hizo notar en los grandes momentos de estos JJOO. Y siento que esta situación no ha permitido abrazar a los y las deportistas como se merecen, con todo un estadio puesto en pie para aplaudir, ovacionar y llorar con cada éxito, con cada desilusión o despedida.


Algo que no podremos olvidar de esta competición fue la despedida de Oksana Chusovitina (Uzbekistán), que trató de conseguir su plaza para la final de salto pero no fue posible. Sin embargo, logró hacer historia con su participación en 8 JJOO. Desde Barcelona’92 hasta Tokyo’20. Algo admirable que no podremos olvidar fácilmente.


Se ha hecho una llamada de atención al mundo sobre la importancia de la salud mental en el deporte, y más allá de él. Escuchar a quien necesita ser escuchado y parar si es necesario. Porque no todo vale. La presión, la exigencia o el estrés son parte del camino, pero hay que dar apoyo si queremos que el resultado pueda ser disfrutado y el camino recordado como el gran aprendizaje de tu vida.



Featured Posts
Recent Posts